El ministro de Justicia, Germán Garavano, consideró este martes la detención de Amado Boudou como “legal”, pero se mostró crítico de la difusión de las imágenes del momento que las fuerzas de seguridad ingresaron a su departamento.

LEÉ MÁS: El inesperado comentario K del oficial que detuvo a Boudou en su departamento

“Es una detención legal, aunque desde el Gobierno existe un malestar por la forma en que se difundieron determinadas imágenes que no tienen que ver con el proceso penal”, admitió.

Embed

En diálogo con Radio La Red, criticó la viralización de las fotos y enfatizó en que “son cosas que las fuerzas de seguridad y que las autoridades judiciales las tienen que evitar a toda costa”.

"La prisión preventiva es una herramienta útil tiene que tener una regulación más específica, más objetiva”, señaló.

Respecto a la aparición de Luis Caputo y Juan José Aranguren en los Paradise Papers, el ministro pidió “esperar a tener más información” y lamentó la posible judicialización de los hechos: “En la Argentina se judicializar todo”.