El ministro de Justicia, Germán Garavano, aseguró que el ex juez de la Corte Suprema Raúl Eugenio Zaffaroni está haciendo "política local" en la Corte Interamericana de Derechos Humanos con el caso de Milagro Sala, y lo cuestionó por pedir la intervención federal de Jujuy.

"Llamativo pedido de Zaffaroni. La intervención federal es un remedio de lo más autoritario que tiene el sistema para prevenir casos de conmoción gravísimos donde prácticamente debería estar en jaque el sistema democrático en esa jurisdicción", dijo Garavano en una entrevista con La Nación.

El ministro afirmó que "tanto Zaffaroni como (el periodista y director del CELS Horacio) Verbitsky quedaron muy asociados al gobierno anterior" y señaló que "en el caso de Zaffaroni, aún siendo juez de la Corte de Derechos Humanos de San José de Costa Rica, la Corte Interamericana, realmente está haciendo política local".

Según dijo, "hubo muchos organismos de derechos humanos u ONG que durante la gestión del gobierno anterior trabajaron muy unidas al gobierno con toda una estrategia" e incluso eso llevo a Zaffaroni a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

"Es parte de una estrategia en la que el CELS y Horacio Verbitsky son actores centrales. La mayor cantidad de peticiones que tiene la CIDH es de la defensa pública argentina, pagada por todos nosotros, y del CELS", señaló, y afirmó "más allá de lo que a veces parece una politización, siempre fuimos muy respetuosos" de los organismos de derechos humanos.