El Gobierno mantuvo el programa Fútbol para Todos pero comenzó a hacerle modificaciones. Al ingreso de Canal 13, del Grupo Clarín, entre las señales que pasarán a transmitir los partidos del próximo torneo de Primera División, ahora se supo que el Estado cede los equipos "grandes" y ya no serán transmitidos por la TV Pública. Como corolario de esta medida, en varias ciudades en donde el canal estatal llegaba por aire ahora solo se verá por cable.

La información fue revelada por el diario El Cronista, quien contó el acuerdo entre el Estado Nacional, por una parte, y Artear (Canal 13) y Telefónica (Telefé) por otro, para transmitir en exclusiva los encuentros que disputen los cinco equipos grandes Boca, River, Independiente, Racing y San Lorenzo. A cambio, entre ambas empresas pagarían 180 millones de pesos, alrededor del 10% de lo que le insume anualmente el FpT al Estado Nacional.

Esta decisión traerá consecuencias judiciales, ya que América, propiedad del empresario mendocino Daniel Vila, irá a los tribunales a impugnar el arreglo porque, aseguran, se otorgó sin licitar y de manera directa.

Así, los equipos de mayor convocatoria pasarán de ser transmitidos por la TV Pública, con 267 repetidoras analógicas que cubren el 100% del territorio nacional, a canales que poseen, como en el caso de Telefé, que tienen 8 repetidoras en el país. Vale recordar que ambos canales privados son transmitidos en varias localidades del Interior a través del cable.