Durante el acto de Madres de Plaza de Mayo, en la marcha contra el 2x1 a los genocidas, los asistentes aborrecieron a los jueces de la Corte Suprema Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Elena Highton de Nolasco.

Embed

Cuando sus nombres fueron recordados por Taty Almeida, la multitud los repudió de forma unánime al grito de “hijos de puta”.

LEER MÁS: Las mejores postales de la marcha contra el fallo de la Corte a favor de los genocidas

La sentencia de la Corte fue dictada en el caso de Luis Muiña, quien había sido condenado el 29 de diciembre de 2011 a 13 años de prisión. La sentencia había sido ratificada por Casación Penal en noviembre de 2012.

En esta nota