En medio de un enorme dispositivo de seguridad, la Policía Federal reprimió a los trabajadores de Artes Gráficas Rioplatense (AGR) que tomaron la planta en rechazo de los casi 400 despedidos anunciados ayer por la empresa del Grupo Clarín.

Embed

La policía atacó a los manifestantes con gases lacrimógenos y balas de goma, según trascendió. La planta, ubicada en el barrio porteño de Pompeya, permaneció hasta esta mañana con vallas para evitar una concentración de organizaciones en la zona.

Embed


Embed


En esta nota