El Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (Endepa) de la Iglesia Católica repudió el "accionar represivo" de fuerzas de seguridad sobre la comunidad mapuche "Lof en Resistencia Cushamen" de la zona cordillerana de Chubut y advirtió que "el respeto por los derechos de los pueblos indígenas no se logrará criminalizando sus reclamos".

"El respeto por los derechos de los pueblos indígenas no se logrará criminalizando sus reclamos. Se deben encontrar vías pacíficas para solucionar los conflictos", indicó el organismo pastoral.

En un comunicado, el Endepa reclamó además al gobierno nacional y al chubutense "el respeto por los derechos de los pueblos indígenas, consagrados por la Constitución Nacional y los tratados internacionales".

Además criticó que se priorice "el interés de extranjeros por sobre el de los pueblos indígenas, preexistentes al Estado argentino" y lamentó "el sufrimiento generado a tantos miembros del pueblo mapuche" con quienes se solidarizaron.


"Nos preguntamos por qué los gobiernos no emplean, aunque sea una parte de todo ese personal, dinero, energía, en implementar debidamente un sistema de consulta previa a los pueblos indígenas, el relevamiento territorial ordenado por la ley 26.160, en suma, en cumplir con las normas vigentes y respetar a los pueblos originarios", se agregó en el texto difundido por la agencia Aica.

Endepa exhortó también a los responsables de elaborar y ejecutar las políticas de Estado, a que "se desista de imponer a sangre y fuego un orden basado en la injusticia, el despojo y la negación de los derechos de los pueblos indígenas".

"No será fácil solucionar los múltiples reclamos que decenas de pueblos indígenas realizan hace tantos años, pero es el único camino que podrá proporcionar el respeto de los derechos en juego. La violencia y la represión estatal por otro lado, solo pueden generar más injusticia y menos paz social", concluyó el mensaje.

En esta nota