Las repercusiones por el escandaloso fallo de la Corte Suprema de Justicia que beneficia a genocidas llegó a los principales diario del mundo. Uno de ellos fue El País, quien expresó su sorpresa al destacar que la decisión se da "por primera vez en la historia reciente de Argentina, un país que es un ejemplo mundial en la persecución y condena de los represores de la última dictadura militar".

En la nota, firmada por el corresponsal en Buenos Aires, Carlos Cué, señaló que "el tribunal, que suele tomar la mayoría de sus decisiones por unanimidad, se ha roto por la mitad y ha quedado en minoría su presidente, Ricardo Lorenzetti, que lleva 10 años al frente de este organismo y siempre ha reivindicado que los juicios de lesa humanidad son una 'política de Estado'".

LEER MÁS: El enojo de Estela de Carlotto por el 2x1 a genocidas

Por último, además de rescatar testimonios de referentes de derechos humanos y los mismos dictámenes de los jueces, marcó que "después de los indultos de Menem en los 90, muy polémicos, y la ley de punto final, Argentina dio un giro de 180 grados y en los últimos años, especialmente con la llegada al poder de los Kirchner, convirtió la persecución de estos crímenes en un asunto prioritario con un enorme consenso social, tanto que el Gobierno de Mauricio Macri insiste en que no quiere cambiar nada de esa política aunque los organismos de derechos humanos le acusan de haberla suavizado".

En esta nota