El presidente, Mauricio Macri, fue escrachado por un grupo de vecinos que con pancartas le reclamaron que reabra las paritarias.

Todo ocurrió en Tigre, donde el Presidente visitó una librería, sin dar aviso previo a la prensa, con el objetivo de mantener una reunión con vecinos.

A la salida del comercio lo esperaron los manifestantes que le gritaron, detrás del cordón policíal.

LEER MÁS: "Negros de mierda", "Mogólicos", "Villeros": el escandaloso video de una funcionaria del macrismo

"Chorro", "devolvé la plata del Correo", le gritaron algunos de los vecinos. Otros manifestantes le exigieron que abra las paritarias de los docentes.

Embed

Macri visitó el distrito junto a la gobernadora, María Eugenia Vidal, bajo un fuerte operativo policial que incluyó patrulleros, efectivos del grupo Halcón y cuatro vehículos oficiales, mantuvo a distancia a los manifestantes, pero no impidió que sus airados reclamos, incluidos algunos insultos, llegaran a los oídos del Presidente y a la gobernadora.

Embed

El Presidente fue despedido con silbidos. "Esto es lo que son, huyen como ratas", gritó un manifestante.

En esta nota