El diputado bonaerense de La Cámpora Miguel Funes se cruzó con un oficial de policía que se aprestaba a desalojar el ingreso a la planta de Carboclor, empresa que despidió a 130 trabajadores químicos.

"Los compañeros están intentando llevarles de comer a sus hijos. Yo todavía como y no soy hipócrita. Pero ellos no pueden", dijo Funes.

El policía le dijo que "es funcionario público", pero le remarcó que cobra mucho menos que el diputado bonaerense.

Embed

Funes le respondió que eso no lo inhabilita a defender los derechos de los trabajadores. "Vos seguro vivís en el mismo barrio que ellos, pero te podes del lado de un Gobierno que los manda a cagar a palos", le reprochó el diputado.

Otros trabajares que estaban escuchando la discusión también cruzaron al policía: "¿Vas al mercado vos? No podemos comer más. No podemos ni comprar fideos. No nos pagan hermano".

Desde hace diez días los trabajadores despedidos de Carboclor acampan frente a la fábrica en pedido de su reincorporación. Un fiscal ordenó el desalojo el viernes pasado, pero la masiva convocatoria de gremios obligó al Gobierno a detener la represión. La empresa deja la producción y se dedicará sólo a la comercialización.