De cara al segundo verano desde la asunción de Mauricio Macri y ya con su modelo funcionando y la crisis económica, ya empiezan a conocerse datos preocupantes sobre las vacaciones de los argentinos.

Hay preocupación en los sectores turísticos por la caída de reservas en la costa atlántica argentina. Desde las cámaras aseguran que cayeron un 15% las reservas comparado al año pasado y también hubo una caída de la cantidad de consultas.

Embed

En concordancia con el fuerte crecimiento de las subas de las ventas de los productos caros que compran las clases altas, subió el interés por Punta del Este de los argentinos, con respecto al año pasado.

El volumen global de contratos cerrados es sólo de un 15% por debajo del que se alcanzó en la misma época el año pasado, según revela el sitio Política Argentina.

En esta nota