Enrique "Quique" Antequera, el segundo "Rey de la Salada", la feria a cielo abierto más grande del país, fue detenido el jueves por la noche en un operativo conjunto de fuerzas federales y bonaerenses.

Junto con Antequera, se logró apresar también a otras tres personas: Roberto Ríos, Ramiro Saravia Rodríguez y Marcelo Aravena, quien estaría vinculado a la barra de Boca.

Antequera, que manejaba más de 2.000 puestos de venta clandestina en la megaferia del partido bonaerense de Lomas de Zamora, está acusado de "asociación ilícita".

Era el segundo de los líderes de "La Salada", que faltaba aprehender luego de la detención de Jorge Castillo, líder del sector "Punta Mogotes", quien cayó tras un tiroteo con la policía.

La información fue confirmada por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y su par en Provincia, Cristian Ritondo.

"Quique Antequera y Roberto Ríos, detenidos por asoc. ilícita. Fin de la complicidad política delictiva, Juntos Nación y Provincia", tuiteó esta noche Bullrich.

Por su parte, Ritondo destacó el operativo conjunto y enfatizó: "Se terminó la complicidad política con el delito. Nación y Provincia trabajando contra las mafias".

Pocas horas antes, el jueves por la tarde, el dueño de Urkupiña dio una entrevista en Pamela a la Tarde. Allí se desligó del apresado Jorge Castillo, con quien en realidad compite por el dominio del territorio: "Nunca fui socio de Castillo, somos vecinos nada más".

Respecto del funcionamiento de Urkupiña, Antequera indicó: "En mi feria se pagan 4.500 pesos de expensas por mes para poner un puesto. También se puede alquilar por día, entre 400 y 800 pesos, pero no se puede subalquilar".

En esta nota