El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, confirmó que el Gobierno seguirá manteniendo su política en relación a la inflación y al déficit fiscal, a la cual calificó como "gradualista". A su vez, se refirió al conflicto en Santa Cruz y explicó la reducción a los aportes a las provincias en relación con los montos del 2015, el último del kirchnerismo en la Casa Rosada.

En diálogo con El Destape, por Radio 10, el dirigente desarrollista sostuvo que en las estadísticas que maneja el Gobierno "la pobreza y la indigencia están bajando" y añadió: "El gradualismo no es una opción, es una imposición de la realidad".

Sobre el conflicto social de Santa Cruz, que culminó con un ataque a la casa de la gobernadora, Alicia Kirchner, quien acusa al Gobierno nacional de discriminar a la provincia patagónica, Frigerio respondió: :“Santa Cruz está pasando un mal momento producto de pésimas administraciones. El kirchnerismo hizo transferencias extraordinarias a provincias antes de irse del gobierno, frente a esas transferencias, cualquier otra que hagamos parece poca".

"Tenemos la obligación de tratar a todos por igual", sentenció.