El padre del Presidente, Franco Macri, declaró ante la Justicia sobre las sociedades offshore por las que es investigado su hijo Mauricio Macri. De esta forma, intentó desligar al jefe del Estado de cualquier responsabilidad.

Franco Macri acercó un texto de forma "espontánea" al juez federal Sebastián Casanello y se comprometió a entregar la documentación que probaría que no cometió ningún ilícito con las firmas Fleg Trading Ltd. y Kagemusha SA.

En su primera presentación ante la justicia, cuestionó "a determinados actores de la política" que buscan denunciar a su hijo por la responsabilidad institucional que representa, según señaló el diario La Nación.

En el documento colocó a sus hijos -Mauricio, Gianfranco y Mariano- "como accionistas de distintas sociedades desde que eran muy jóvenes" y reconoció que los designó en directorios, incluso sin conocimiento ni consentimiento de sus hijos.

Allí también consta que la firma fue creada en Bahamas en marzo de 1998 con acciones al portador y un capital inicial de 5000 dólares. Sus primeros directores, según el estatuto constitutivo, fueron Mauricio Macri, su padre Francisco (Franco) Macri y su hermano Mariano.

En esta nota