La moda del "timbreo", acción que realiza el presidente Mauricio Macri y su Gabinete para visitar ciudades y sacarse fotos con personas, llegó a Italia. El papa Francisco apareció en Ostia, una pequeña localidad de aquel país, y visitó de sorpresa a los lugareños.

"En la tarde de hoy el Papa salió del Vaticano y se dirigió a Ostia. Como signo de su cercanía a las familias residentes en la periferia de Roma, decidió bendecir casa por casa a sus habitantes, como hace el párroco cada año durante el período pascual", informaron desde la oficina de prensa de la Santa Sede, según consignó la agencia Télam.

LEER MÁS: Intendente PRO subsidia a un club para que pague a sus jugadores

"Con gran sorpresa", las familias vieron al Pontífice tocar el timbre en cada una de sus casas "con gran simplicidad", agregaron.

Su Santidad llegó sin previo aviso al lugar y saludó "uno por uno" a los habitantes, como parte de la continuación de los denominados "viernes de la misericordia" que había iniciado durante el Año Jubilar que culminó el pasado 20 de noviembre.

En esta nota