La Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) repudió una nota del columnista, Reymundo Roberts, por "minimizar la profesión bajo la presunta máscara del humor".

El sábado, Roberts publicó una nota en La Nación que bajo el título En este país todo es culpa de los fotógrafos, asegura en tono de humos que "son tipos que aman el escrache y odian las buenas noticias. Se paran en las esquinas a esperar un choque, y si no lo consiguen vuelven a sus casas amargados".

"Afirmaciones como "son tipos que aman el escrache" y "hay veces que la mala intención de este gremio resulta por demás evidente", el uso del diminutivo "camarita" y el despectivo pseudónimo de "fotero" se usan para referirse a los profesionales que sólo son un aspecto decorativo, con suerte, o ingenuos "sumisos" que hacen las cosas sin saber por qué en una narración sarcástica en el completo significado de la Real Academia Española, burla cruel con la que se ofende o maltrata a alguien", aseguró Argra en un comunicado.

Embed

La nota de Roberts relata con tono de humor varios hechos que ocurrieron en la última semana y que fue cubierto por los reporteros gráficos. "Aburridos de ver pasar ordenadamente a tantas chicas y señoras pacíficas con sus cartelitos, sus banderas, su reivindicación en la piel, corrieron a captar el momento en que un grupo arremetió contra la Catedral al grito de ´Macri, basura, vos sos la dictadura´", afirmó.

En contraposición, ARGRA afirma: "El contexto en el que se usa nuestra profesión como ornamento de una columna irónica sobre otro tema no es el mejor. Nuestras fuentes de trabajo se reducen y precarizan. La fotografía y el periodismo, practicados respetuosamente, tienen el poder de educarnos para una mejor comprensión y empatía hacia el otro".

En esta nota