El fiscal federal Franco Picardi solicitó este miércoles que se rechace el pedido de excarcelación formulado por el condenado por el genocida Juan Antonio Azic, apropiador de la diputada nacional Victoria Donda, realizado tras el reciente fallo de la Corte Suprema por aplicación del beneficio conocido como 2x1, derogado en 2001.

En un extenso dictamen, Picardi consideró que tampoco debe concederse al represor, reconocido por formar parte del grupo de tareas que operó en la ex ESMA, la libertad condicional al afirmar que no están acreditados los requisitos.

El fiscal federal explicó que “las circunstancias particulares” del caso Muiña “difieren sustancialmente de las del aquí condenado Juan Antonio Azic”, dado que los hechos por los que fue investigado y condenado “proyectaron su ejecución material aún después de la derogación de la ley 24.390, es decir, que su cometido delictivo continuó desarrollándose bajo los parámetros de las normas actuales”.

“Recuérdese que la norma cuestionada, conocida como la ley del ‘2 por 1’ fue derogada en el año 2001, mientras que la actividad ilícita ejecutada por Azic cesó en el año 2008, año en el que a su vez se produjo su detención”, detalló Picardi, por lo que, explicó, que la conducta "se inició a mediados de 1980" y continuó hasta 2008, cuando el Banco Nacional de Datos Genéticos logró comprobar el parentesco “de la joven conocida como Carla Silvina Valeria Azic en un 99,9999996%” con Orlando Ruiz y Silvia Dameri, quienes aún hoy se encuentran desaparecidos. Dameri dio a luz a la beba en el Centro Clandestino de Detención ubicado en la entonces Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), durante su cautiverio ilegal.

Al mantenerse la voluntad delictiva del apropiador hasta 2008, “corresponde contrariamente a lo alegado por el defensor de Azic, aplicar la norma que se encontraba vigente al momento en que culminó la acción típica enrostrada al encausado”,detalló Picardi.

Azic fue condenado al haber sido encontrado como responsable de la sustracción, retención y ocultación de la hija de Orlando Ruiz y Silvia Dameri, en concurso ideal con el delito de falsedad ideológica de documento público al inscribirla como propia, hechos por los que se le impuso una pena de 10 años de prisión.

Además, el Tribunal Oral Federal N°6 lo condenó a 14 años de prisión por la apropiación de Victoria Donda Pérez, sentencia que se encuentra firme desde junio de 2015. De esta forma, ambas penas fueron unificadas a fines de ese año en una única de 15 años de prisión e inhabilitación absoluta por el mismo tiempo de la condena.

La defensa de Azic había formulado el pedido de excarcelación basado en el fallo dictado por el máximo tribunal la semana pasada, cuando por mayoría aplicó la norma del “2x1” en el precedente “Muiña”.

En esta nota