El ministro de Finanzas, Luis Caputo, fue denunciado por favorecer desde el Estado a un fondo de inversión que le pertenecía. El fiscal Gabriel de Vedia, quien presentó la demanda de la operación intermediada con fondos de la ANSES, sostuvo que "hay que ser implacables" con esos recursos porque es "plata de los jubilados".

El titular de la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos de la Seguridad Social (UFISES) le pidió al juez de la causa, Luis Rodríguez, que determine si al momento de la autorización de la transacción "triangulada" de la compra de Letras del Banco Central (LEBAC) por parte del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, Caputo seguía con el 48% de las acciones de la empresa Axis, que junto con el Deutsche Bank participaron en la transacción, como explicó El Destape.

LEER MÁS: Cómo fue la maniobra de Caputo con los fondos de los jubilados

De Vedia precisó que acusó a Caputo de "incompatibilidad en la función pública, incumplimiento de los deberes de funcionario público y administración infiel" por haber firmado, como miembro del Comité Ejecutivo del FGS, cuando era secretario de Finanzas, la autorización para ese fondo le pague comisiones y honorarios al fondo común de inversiones Axis Ahorro Plus por la suscripción de LEBAC.

Hasta abril de 2016, el FGS suscribía LEBAC y otros instrumentos financieros "para obtener mayor rentabilidad", en forma directa al Banco Central (BCRA) "sin pagar honorarios ni comisiones, que es lo que corresponde", detalló en el documento legal.

Sin embargo, señaló en declaraciones radiales que "en los meses de abril, mayo y junio" del año pasado "se empezaron a suscribir a través de intermediarios", entre ellos el FCI Axis Ahorro Plus, integrado por la empresa Axis y el Deutsche Bank, a los cuales se les pagó "honorarios" por la operación de $ 500 millones.