El fiscal que investiga la estafa penal en Correo Argentino amplió la imputación contra los directivos de la firma de mensajería, Socma y Simeco y la jueza que le permitió vaciar la compañía. En la causa investiga desde febrero también a Mauricio Macri, el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, y al director general de Asuntos Jurídicos de esa cartera, Juan Manuel Mocoroa.

El titular de la Fiscalía Criminal y Correccional Federal 8, Juan Zoni, determinó que los ejecutivos de las empresas de la familia Macri merecen ser incluidos en el expediente, ante la investigación que recibió de parte de la fiscal general ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, Gabriela Boquin.

En sus dos últimos dictámenes del viernes pasado, Boquin reveló nuevas estrategias de los dueños de Correo para vaciarla a favor de sus empresas controlantes y en perjuicio de los acreedores. Correo Argentino SA le abonó alquileres a Sideco Americana SA montos cuyo respaldo documental no coincide con las cifras erogadas.

Zoni pidió una investigación profunda sobre el patrimonio de la concursada, así como la canalización del dinero que las controlantes sustrajeron sin autorización y colocaron en otras compañías de la familia Macri, indicaron fuentes judiciales a El Destape. Los fiscales penal y comercial coincidieron que el interés público no se protegió de forma adecuada.

LEER MÁS: Correo Argentino: denuncian continuos abusos para favorecer a Macri

Sobre el requerimiento del Gobierno nacional, en concreto del Ministerio de Comunicaciones, de aplazar por 120 días hábiles la audiencia (que había sido pedida para inicios de año por el propio Aguad), Boquin había mostrado su abierto rechazo.

Zoni recordó que el pedido se produjo después de que Correo firmara un acuerdo de condonación de $ 70.000 millones en junio del año pasado y Macri, después de publicado, anunciara “volver a foja cero”. Esto dio origen a la pesquisa penal.

Cuando las juezas comerciales de la causa pidieron la opinión de las sindicaturas, estas relativizaron las consecuencias de la suspensión de la reunión, sin oponerse. Para Zoni, esto resulta contradictorio con la defensa de los intereses de los acreedores en general, y del Estado nacional en particular.

Esta ampliación incluye a la jueza de grado Marta Cirulli, a quien acusa de dilatar el concurso “sin poder justificarlo”. Calificó el proceso que manejó de “atípico”, “excepcional” y con “irregularidades” que beneficiaron a Correo Argentino.

Cuando en febrero Zoni impulsó el expediente, delimitó la investigación a Mauricio Macri, Oscar Aguad y Juan Manuel Mocoroa. En su dictamen de hoy, a partir de los nuevos sucesos imputó a los directivos de Correo Argentino SA, Socma SA y Simeco SA, a los síndicos intervinientes en el concurso de la empresa y la jueza a cargo del proceso, Marta Cirulli.