Los familiares de funcionarios podrán ingresar al polémico programa de blanqueo de capitales impulsado por el gobierno de Mauricio Macri. Así lo decidió a través de un fallo de primera instancia la Justicia en lo Contencioso Administrativo Federal.

La jueza María Alejandra Biotti rechazó una acción de amparo impulsada por el diputado del Frente Renovador Felipe Solá, quien sostiene que la reglamentación de la ley de blanqueo estableció, con la posibilidad de que se incorporaran familiares de funcionarios, algo que la norma había vedado expresamente.

Solá aspiraba a la declaración de "inconstitucionalidad" del decreto que reglamentó la ley porque, entendió, implicaba de hecho que el Poder Ejecutivo asumiera facultades legislativas.

La jueza Biotti no avanzó sobre los argumentos del diputado sino que consideró que, pese a su condición de legislador nacional, no estaba legitimado para promover la acción judicial.

"La mera condición de ciudadano y de legislador no le otorgan legitimación suficiente para solicitar ante la Justicia la declaración de inconstitucionalidad de una norma que no le agravia de manera expresa y concreta", sostuvo la jueza. El abogado que patrocinó a Solá, Martín Yañez, ya apeló el fallo.