Luego de varios meses de lucha e incertidumbre, los pacientes electrodependientes lograron la promulgación de la ley que les asegura suministro continuo y gratuito. Ese sector estuvo en alerta máxima luego de que comenzara el tarifazo del servicio eléctrico y volviera impagables las facturas.

A través del decreto 339, la vicepresidenta en ejercicio de la primera magistratura Gabriela Michetti, junto a Marcos Peña y Juan José Aranguren, promulgaron la normativa que fuera sancionada por el Congreso de la Nación hace 20 días, con el apoyo de distintos diputados del FpV.

La iniciativa establece que estos usuarios tendrán suministro asegurado, además de tarifa gratuita. Para esto, se creará un registro nacional de electrodependientes para que no tengan que hacer el trámite ante las empresas prestadoras del servicio cada vez que cambian de domicilio.

El beneficio ya está vigente para las empresas Edenor y Edesur, que están bajo concesión nacional, pero la ley invita a las provincias a adherirse para extender el marco legal a esos distritos.

LEE MÁS

Embed

Los electrodependientes estuvieron en alerta máxima cuando comenzaron a aumentar las tarifas de electricidad. En principio, el Gobierno los incluyó en la tarifa social, pero esta no llegaba a cubrir más del 10% de la factura que, en algunos casos, superaba los 3 mil pesos mensuales y quedaban bajo el riesgo de constantes cortes.

Inclusive, una usuaria de Edenor llegó a evitar que le pongan un medidor prepago, una nueva medida de las empresas para usuarios morosos.

La norma era en principio rechazada por el Gobierno nacional, ya que el Ministerio de Energía se limitaba exclusivamente a darle la tarifa social. Posteriormente, el oficialismo legislativo aceptó tratar en comisión el proyecto, que fue aprobado en ambas cámaras por amplio respaldo.