"Esperanza", "cercanía", "equipo" y "felicidad" son los conceptos básicos del manual de campaña que Jaime Durán Barba reparte entre los candidatos de Cambiemos para salir a hacer campaña en estas elecciones.

El instructivo propone no dar definiciones claras sobre políticas públicas ni sobre conflictos concretos, ni regalarle títulos a los periodistas. Además, los discursos solo deben transmitir sentimientos y emociones positivas.

Según detalla La Nación, Durán Barba es el que analiza las encuestas, suministra información y pautas estandarizadas; pero el cerebro, el estratega, es el jefe del Gabinete, Marcos Peña.

LEER MÁS: Tenso momento entre Moreno y Gelblung por las medidas de Macri

"Los candidatos no deben tirar títulos para los diarios, deben seguir un formato muy rígido de discurso", confió a ese diario un alto funcionario.

Retos en la campaña

Otra de las indicaciones para esta campaña es que no emitan opiniones sobre temas conflictivos como economía, seguridad y aborto. Pero ocurrió que Carolina Píparo, candidata a diputada bonaerense por La Plata, propuso bajar la edad de imputabilidad de los menores.

"En la intimidad de Cambiemos confiaron que Píparo fue convocada por el comando de campaña de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y le explicaron que esas definiciones no son convenientes", apunta la nota.

También Esteban Bullrich, precandidato a senador por la provincia de Buenos Aires, cometió una infracción. Aseguró, en torno al aborto, que "ni una Menos también es si hay una beba adentro, la estás matando".

"Necesitamos todos los votos y no podemos espantar a quienes puedan estar a favor del aborto. El aborto no estaba en el libreto. Pero Esteban es católico y no podía decir otra cosa", esgrimió un funcionario.