Nani pidió este martes asilo diplomático en la Nunciatura Apostólica a través de una carta en la que dijo que lo están por detener en el marco de dos causas por delitos de lesa humanidad y alegó que en Argentina hay una "ausencia casi absoluta" de "garantías constitucionales y procesales".

nani.ogg
La palabra del represor Nani

"Acabo de pedir asilo diplomático en la Nunciatura Apostólica. No me permitieron el acceso aduciendo que el Nuncio no se encontraba presente, no pudiéndome dar respuesta en ese momento a mi pedido. La Nunciatura quedó en contestarme en cuanto (el nuncio monseñor Emil) Scherring pueda hacerlo sin fijar oportunidad, lo que equivale a negarme la entrada a la Sede Apostólica", denunció.

En el audio afirma que viajó a Mar del Plata para ponerse a disposición del tribunal, ya que detuvieron a algunos de sus "camaradas" más jóvenes y cierra con: "Viva Cristo Rey y su Santa Madre". Antes, cuando todavía no había decidido entregarse mandó otro mensaje que decía "Me despido porque ya comenzaron las detenciones. Ya metieron en cana a dos, y lo seguirán haciendo por etapa para no laburar tanto de golpe. Recen por mi familia".

La frase Cristo Rey tiene una oscura historia. Cinco días antes del bombardeo de la plaza de mayo en 1955, la iglesia católica celebró una procesión de “Corpus Christi” bajo la consigna “Viva Cristo Rey”.

Además, en la carta había dicho: "Esta decisión se debe a que he tomado conocimiento que el Juez Federal Penal Nro. 1 y 3 de Mar del Plata, Santiago Inchausti habría resuelto ordenar mi captura para procesarme por la comisión de supuestos delitos de lesa humanidad", agregó.

Nani fue este año homenajeado por el Gobierno junto a Aldo Rico en la fiesta del Bicentenario que se hizo el 9 de Julio. Ambos participaron del desfile militar.

En esta nota