El Gobierno nacional continúa con una descontrolada emisión de deuda este 2017. Ahora, sale al mercado en búsqueda de hasta 1.500 millones de dólares con tres Letras del Tesoro que tendrán vencimiento a 6 meses, un año y 450 días.

La tres emisiones son por 500 millones de dólares cada uno. A través de la disposición 24, la Tesorería de la Nación emitirá una letra el 29 de mayo con vencimiento a 179 días. Luego, el Ministerio de Finanzas, a través de la resolución 79, hace lo propio con dos emisiones más. La primera, con plazo de un año, vencerá el 24 de mayo de 2018. La última hará lo propio el 24 de agosto del mismo año.

Todas las letras se emiten bajo la modalidad de cupón cero (a descuento), lo que implica que la tasa de interés resultará de la diferencia entre el valor nominal, que se pagará al finalizar el plazo, y lo que efectivamente abonen los acreedores al momento de la suscripción. Se podrá suscribir en dólares o en pesos, al tipo de cambio oficial.

Estas letras se regirán por la jurisdicción argentina. Semanas atrás, el Gobierno autorizó la emisión de bonos en los mercados internacionales por al menos 20 mil millones de dólares para este año. En este caso, tendrán jurisdicción de Nueva York y Londres, lo que vuelve a traer el fantasma de los fondos buitre.