La ex diputada y dirigente de los derechos humanos Graciela Fernández Meijide le sugirió al presidente Mauricio Macri que "no toque" y deje fijo al feriado del 24 de marzo que conmemora el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, porque dijo que recuerda que "en algún momento la sociedad toleró una violencia sin límites".

Fernández Meijide, madre de un hijo desaparecido y que fue integrante de la Comisión Nacional que investigó la desaparición de personas (CONADEP) durante la última dictadura, pidió al jefe de Estado que "revea" la decisión de hacer la fecha "movible" en el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que firmó para modificar el calendario de feriados nacionales.

Embed

La ex diputada y candidata a gobernadora bonaerense argumentó que el 24 de marzo "se tocan cuestiones muy sensibles pero por sobre todas las cosas si hay algo que en la Argentina nos tiene que quedar muy claro y machacarlo es la memoria, unidad de historia, de lo que nos pasó, porque en algún momento la sociedad toleró una violencia sin límites".

Por radio La Red, Fernández Meijide destacó además que "en el caso del 24 de marzo lo que uno está recordando es que en un momento dado hubo como un hachazo de quiebre en nuestra historia con una dictadura" que a diferencia de otras anteriores "jamás" habían sido "de la intensidad de lo que vino después" y que ha significado "una marca en nuestra historia", afirmó.

De esta forma, Fernández Meijide se suma a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, quien cuestionó que el 24 de marzo pase a ser feriado el 27 de marzo.

LEE MÁS: Finalmente, el Gobierno eliminó los feriados puente por DNU