El presidente provisional del Senado Federico Pinedorompió el silencio sobre los hechos de represión efectuados por las fuerzas de seguridad mientras se debatía la aprobación de la reforma previsional. El senador defendió los resultados obtenidos tras los hechos de violencia.

“La democracia argentina salió fortalecida de ese intento de voltear el funcionamiento del Congreso”, sentenció Pinedo. En diálogo con Marcelo Longobardi en radio Mitre, el senador afirmó que “se quería fijar un precedente y una democracia inestable a merced de grupos marginales, pero la democracia le ganó a los forajidos”.

Entrevista de Marcelo Longobardi a Federico Pinedo

En ese sentido, denunció una acción organizada para impedir el normal funcionamiento en el Congreso: "hubo un intento muy violento, casi sin límites ni reglas, de romper el funcionamiento de una institución central de la democracia. Esas piedras iban orientadas a tratar que el Congreso no funcionara”.

Asimismo, Pinedo remarcó que los episodios de la semana pasada cooperaron a una disminución de la grieta. “Si lo lograban, Argentina se iba a convertir en un país donde uno puede tirar piedras o eventualmente matar a un policía, y lograr que el Estado dependa de vos”, concluyó.