El Observatorio de Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires prepara un duro escrito en donde denunciará ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el pedido de pistolas Taser realizado por el ministerio de Defensa a los Estados Unidos de América para la fuerza de paz Cruz del Sur, revelado en Economía Política durante el mes de abril.

A través de su representante, María del Carmen Álvarez, el Observatorio ampliará la denuncia realizada por el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, sobre el intento del gobierno porteño de adquirir estas armas anteriormente, al igual que el reciente pedido de armas less lethal weapon, denominadas "menos letales" por los funcionarios gubernamentales.

LEER MÁS: El caso de las Taser llegó a la CIDH y deja expuesto a Macri por su nuevo pedido

En el escrito, que será presentado el miércoles en una reunión con miembros de la Comisión, se expresa que el Ejecutivo nacional "se encuentra en tratativas con el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica para comprar armamento para distintos integrantes de las fuerzas armadas", al tiempo que se destaca la adquisición de las Taser, consideras armas de tortura por las Naciones Unidas, para equipar una fuerza de paz.

"Este tipo de armas que han sido catalogadas por el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas como capaces de violentar el deber del Estado de prevenir las violaciones a los derechos humanos, el deber de proteger la vida, integridad física y salud, es decir, calificándolas como elementos de tortura", detalla la presentación, al tiempo que agrega que "violentan el deber de prevenir las violaciones a los derechos humanos, el deber de proteger la vida, la integridad física y la salud tanto de los accionantes".

La petición realizada por Pérez Esquivel ante la CIDH tiene como objetivo "evitar las posibles violaciones a los derechos humanos" mediante el uso de estas peligrosas pistolas.

El pedido fue realizado el pasado 30 de agosto, y el caso aceptado por la CIDH el pasado 31 de marzo, aunque ahora el organismo internacional deberá decidir si acepta o no la ampliación de la denuncia al tener que considerar el pedido de Taser revelado recientemente en Economía Política.

Capaces de generar 19 contracciones por segundo en los músculos y letalmente peligrosas para personas con problemas cardíacos o motrices, las pistolas Taser provocaron, solo en los últimos 13 años, más de 500 muertes en los Estados Unidos de América y generaron el rechazo de las Naciones Unidas, que en 2014 alentaron a los países miembro a desechar este tipo de compras.

Embed

En esta nota