El presidente de Bolivia, Evo Morales, llamó a todos los países latinoamericanos a no seguir "políticas migratorias del norte". El mensaje se da justo cuando su par de Argentina, Mauricio Macri, modificó por decreto la ley de inmigración.

"Hermanos presidentes latinoamericanos, seamos #PatriaGrande. No sigamos políticas migratorias del norte. Juntos por nuestra soberanía y dignidad", escribió el mandatario boliviano en su cuenta oficial en Twitter.

Aunque no lo mencionó, la crítica pareció estar dirigida al presidente argentino Mauricio Macri, quien esta semana firmó un decreto que modifica la ley migratoria y acelera los trámites de expulsión de los extranjeros que hayan delinquido. En este contexto, Morales pidió no seguir "políticas migratorias del norte", en una referencia a las medidas implementadas en ese sentido por el gobierno de los Estados Unidos, que le prohibió la entrada a su país a ciudadanos de diferentes países árabes.

El ministro de Defensa boliviano, Reymi Ferreira, ya había manifestado un malestar por las medidas del gobierno argentino que, según él, podría generar "xenofobia y acciones de discriminación y racismo".

LEER MÁS: El editorial de un diario de Bolivia contra Macri por la política migratoria

El Gobierno de Bolivia, en tanto, suspendió por tres meses la importación de uvas y vino provenientes de la Argentina para, de acuerdo a lo que explicaron, beneficiar a los productores internos. César Cocarico, ministro de Desarrollo Rural de este país, explicó que la decisión "beneficiará a más de 3.200 familias productoras de uva en 41 comunidades de las regiones de Tarija, Potosí, Cochabamba, Chuquisaca y Santa Cruz".