Los estatales repudiaron el uso ilícito del Gobierno a la Policía para despedir trabajadores, lo que ya se transformó en una costumbre. ATE le envió una carta documento a Mauricio Macri para hacerlo responsable de la obstaculización de los derechos laborales con las fuerzas de seguridad.

El secretario general del sindicato, Daniel Catalano, repudió “la conducta asumida por los min istros y las fuerzas de seguridad, consistente en impedir ilícitamente sin orden alguna el normal ingreso de los trabajadores estatales a prestar sus funciones, resultando dicha actitud ilegal, inconstitucional y una violación de los derechos humanos fundamentales”.

En el documento, al que tuvo acceso El Destape, ATE “responsabiliza personalmente (a Macri) y sus ministros, intimándolo a que informe quién dio la orden de no permitir el ingreso y si ello se efectuó en el marco de actuaciones judiciales”.

El último suceso transcurrió en el Ministerio de Ambiente, que comenzó a militarizarse desde el jueves. El viernes, el Ejecutivo apostó agentes de la Policía Federal que revisaron si cada empleado podía ingresar o había sido despedido, a pesar de que el titular de dicha cartera, Sergio Bergman, no les había remitido los correspondientes telegramas.

LEER MÁS: El futuro de los trabajadores de TDA y el negociado del Gobierno detrás de los despidos

En esta nota