Gremios de trabajadores estatales tomaron la Legislatura porteña por un reclamo salarial en la ciudad de Buenos Aires y se generó un hecho inédito.

El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, se presentó en la Legislatura porteña para dar el segundo Informe de gestión. Sin embargo, su exposición fue interrumpida por trabajadores de los distintos gremios.

Luego de cortar la luz, ingresaron al recinto con bombos por lo que la sesión fue suspendida. "Primero se cortaron los monitores, después el audio y se siguió la sesión a voz alzada hasta que se decidió pasar a un cuarto intermedio", contó una legisladora en diálogo con El Destape.

"El reclamo de los trabajadores tiene que ver con la recomposición salarial, el 19% no alcanzó”, anunciaron en relación al aumento que obtuvieron a principio de año.

Según fuentes gremiales informaron al portal Nueva Ciudad, la toma de la Legislatura iba a realizarse mañana, pero se adelantó de hoy y continuara hasta el jueves con el fin de evitar que se haga la sesión que trata el Presupuesto 2018.

La medida de fuerza se habría adelantado debido a que la Vicepresidenta 1°, Carmen Polledo, les habría ofrecido un bono de apenas 700 pesos.

Embed