El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el presidente, Mauricio Macri mantienen una secreta interna, según contó Laura Di Marco, la biógrafa oficial del jefe de Estado. El problema al parecer radica en que Larreta tiene aspiraciones presidenciales para las elecciones de 2023.

"Macri mantiene una secreta incomodidad", contó Di Marco en una columna que publicó en el diario La Nación. Al Presidente le hubiera gustado un "jefe porteño más desapegado del poder futuro".

La interna entre Macri y Larreta se desató también cuando el Presidente pidió públicamente al jefe de Gobierno porteño que resolviera los traumáticos cortes de calles de los piquetes.

"Según dejó entrever Macri en esa sobremesa, Larreta no movía un solo policía por miedo a perder puntos en su imagen, preocupado, como está, por su futura carrera presidencial", contó Di Marco.

"Larreta exhibe dos encuestas que miden mensualmente su imagen personal y, un par de veces al año, la gestión porteña", sostuvo Di Marco, quien además recordó que el jefe de Gobierno porteño lidera una liga de intendentes de Cambiemos: la Red de Innovación Local (RIL).