Estados Unidos le impondrá aranceles de hasta el 70% al biodiésel argentino, dado que el gobierno de Donald Trump considera que el combustible local está subsidiado. El país es destino del 90% de las exportaciones, por lo que paralizará a la industria.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos consideró que las exportaciones de biodiésel de Argentina están subsidiadas y aplicará altos aranceles compensatorios a su importación. Los impuestos irían desde un 50,29% a un 64,17%. En 2016, las importaciones de biodiésel de Argentina fueron de U$S 1.200 millones.

En un duro comunicado, el presidente de la cámara de exportadores de biodiésel cuestionó la medida y dijo que causará la "paralización inmediata" de los envíos a Estados Unidos, adonde va más del 90% de las ventas.

LEER MÁS: Para Macri, la marcha de la CGT a Plaza de Mayo fue "una pérdida de tiempo"

"La decisión del gobierno norteamericano es sorprendente e injustificada; muestra un alto grado de discrecionalidad y una política proteccionista que no se encuentra acorde a lo establecido por la Organización Mundial de Comercio. En la Argentina no existen subsidios para beneficiar las exportaciones de biodiésel", dijo Luis Zubizarreta, presidente de CARBIO.

En esta nota