El economista José Lluis Espert afirmó este miércoles que el gobierno de Cambiemos representa "un cambio de pacotilla" respecto de los 12 años de kirchnerismo, y pidió a la sociedad "reclamar un cambio en serio".

LEÉ MÁS: Reapareció Melconian más filoso que nunca: "Ojo, porque se puede ir todo a la mierda"

Según dijo Espert, el presidente Mauricio Macri hizo un "pequeño ajuste gradual de tarifas", pero advirtió sobre el déficit fiscal, que según dijo, hoy está en "8 puntos" del PBI, apenas "uno más que el de Cristina" Fernández.

Embed

"Si no se corrige nada, el rebote va a durar poco, algunos años nomás, y va a haber que prenderle velas a algún santo que no haya una crisis afuera", alertó.

Destacó, al hablar por TN, como medidas positivas del macrismo haber "normalizado" la deuda y "salido del default", además de haber vuelto "al mundo civilizado", pero advirtió sobre el permanente endeudamiento en que está incurriendo el Gobierno.

En ese aspecto, estimó que "no es sostenible el déficit fiscal", pese a señalar que "se puede crecer con profundos desequilibrios".

Cuando se le indicó que si Macri ajustara como le reclaman sectores del empresariado y algunos economistas ortodoxos no ganaría las elecciones, Espert consideró que "puede ser (así) en el corto plazo", pero sostuvo que "la sociedad, lo que debe hacer, es empezar a cruzar a todos los presidentes y preguntarles por qué no nos sacan de esta Argentina miserable".

"Tenemos que demandar un cambio, pero en serio, no este cambio de pacotilla que hasta ahora es el PRO" (sic), dijo Espert, y reclamó que "no compremos el discurso que dice que no se puede cambiar porque si no, no se gana una elección. Cuidado!".

Según dijo, "todo eso es falso. Aunque el señor Macri gane elecciones haciendo kirchnerismo de buenos modales, Argentina sigue siendo un país con tendencia a la pobreza".

"Macri, lo único que hizo es que lo que venía de antes, que no lo ha cambiado sustancialmente, evitar que explote", pero advirtió que "el veranito que vamos a tener (de crecimiento económico), este año la gente no lo va a sentir".