La ministra de Educación de Santa Fe, Claudia Balagué, aseguró que 99 escuelas de la provincia sufrieron problemas a raíz de las últimas inundaciones, por lo que advirtió que puede demorarse el inicio de las clases, previsto para el 6 de marzo.

"Vamos a hacer lo posible para que todos arranquen en término, pero hay distintos grados de deterioro", sostuvo la funcionaria, quien además agregó que deberán reubicar estudiantes.

La ministra Balagué habló con la prensa tras participar junto al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y otros funcionarios provinciales, del acto de presentación del programa "Abre vidas" que busca enfrentar el problema de las adicciones.

LEE MÁS: Hicieron asado en medio de la inundación y se volvieron virales

Las inundaciones causan diferentes problemas en los edificios. "Esto es desde el ingreso de agua hasta problemas en los techos y deterioro de muebles. Incluso tenemos escuelas que fueron utilizadas como centro de evacuados", precisó la funcionaria.

Balagué detalló que "en algunas escuelas necesitan reemplazo inmobiliario porque ha ingresado agua, otras han tenido voladuras de techo, y en algunas no sabemos porque no hemos podido ingresar, porque los caminos rurales están anegados".


En esta nota