La defensa del presidente electo Mauricio Macri volvió a insistir con el sobreseimiento del actual jefe de Gobierno porteño en la causa donde está procesado por escuchas telefónicas ilegales.

El planteo fue hecho el jueves último ante el juez federal Sebastián Casanello, quien dio vista al fiscal federal Jorge Di Lello y a dos querellas para que opinen antes de resolver, informaron hoy fuentes judiciales.

La defensa de Macri había pedido el sobreseimiento antes de las elecciones primarias, pero tanto Casanello como la Cámara Federal porteña rechazaron desvincular al líder del PRO del caso donde está procesado.

En concreto, se acusa al presidente electo de haber montado una red para espiar ilegalmente amparado en la estructura del gobierno de la ciudad de Buenos Aires y en particular de haber escuchado a su ex cuñado Daniel Leonardo.

LEÉ MÁS. El mal momento de Macri cuando le preguntaron sobre su procesamiento.

Antes de resolver si desvincula de manera definitiva a Macri del caso, Casanello dio seis días hábiles a Di Lello y a los querellantes, Leonardo y el familiar de víctima del atentado a la AMIA Sergio Burstein.

Los defensores de Macri sostuvieron que "no hay pruebas" para vincularlo con la maniobra.

En esta causa ya fueron enviados a juicio los demás procesados, entre ellos el ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge Palacios.

Casanello tendrá que decidir ahora si le dicta el sobreseimiento o inicia la etapa procesal para enviar a Macri también al debate oral.