Los reyes de los Países Bajos, Guillermo y Máxima, dieron este lunes por la mañana la bienvenida oficial al presidente Mauricio Macri y su esposa, la primera dama Juliana Awada, en medio de un escrache contra el jefe de Estado, que terminó con un detenido.

Es que un grupo de unos 20 manifestantes de H.I.J.O.S., residentes en Holanda, entonó consignas contra el Presidente durante la ceremonia de bienvenida en la plaza Dam, ubicada en el centro histórico de Amsterdam.

Embed

Macri inició así su visita oficial a Holanda, luego de pasar el fin de semana junto a Awada en la casa de campo del matrimonio real que lo acogió como huéspedes de honor en la residencia.

"30.000 presentes", "Libertad a Milagro Sala" y "Macri hunger" fueron algunas de las frases que se sintieron durante la protesta, que estuvo organizada y debió contar con la autorización previa de la policía holandesa.

Del otro lado, Macri contó con el apoyo de algunos argentinos, que cantaron el lema de campaña, "Sí se puede" y el himno argentino. En un momento, ambos manifestantes se cruzaron brevemente, comenzaron a insultarse e incluso una persona fue detenida, publicó el diario La Nación.

Embed

El Gobierno espera promover con esta gira el intercambio comercial y en temas como diálogo social, educación, deportes y derechos humanos.

La canciller Susana Malcorra; los ministros de Trabajo, Jorge Triaca, y de Educación y Deportes, Esteban Bullrich; el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el vocero presidencial, Iván Pavlovsky, integran la comitiva oficial argentina.

En esta nota