Pese a que fue uno de los primeros funcionarios en repudiar el 2x1 de la Corte en favor de genocidas, el padre del jefe de Gabinete Marcos Peña, Félix Peña, integró el Gobierno defacto que llevó a cabo esos crímenes.

Según un informe publicado por Perfil, el padre del jefe de Gabinete es actualmente asesor en el Ministerio de Producción que conduce Francisco Cabrera, pero no es su primer trabajo en el Estado: fue funcionario de Cancillería durante el menemismo, y antes también integró el Gobierno durante la última dictadura cívico-militar.

El currículum oficial de Peña padre indica que fue "subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería argentina" entre 1982 y 1983, sin mayores precisiones. Lo cierto es que llegó a esa dependencia en 1982 como el principal asesor en materia económica internacional del régimen. Fue convocado por Nicanor Costa Méndez, el canciller de la Junta Militar entre 1981 y 1982. Costa Méndez conocía a Peña porque ambos eran asiduos miembros del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), un think-tank conservador creado en 1978 para respaldar a los militares en ámbitos diplomáticos.

Peña estuvo muy cerca del canciller del dictador Leopoldo Galtieri y, según el artículo, fue uno de los pocos civiles que conoció el plan del desembarco de las Fuerzas Armadas en Malvinas antes de que estallara la guerra. También fue el encargado de asesorar a la dictadura sobre las implicancias económicas que podría tener Argentina tras el conflicto.

En esta nota