Una serie de fotos muestran cómo el enviado de Patricia Bullrichpara buscar a Santiago Maldonado en Esquel se fue a hacer turismo en el sur del país.

Se trata de Damián Arabia, Director de Integridad de las Fuerzas de Seguridad de la Nación, dependencia del Ministerio de Seguridad.

El funcionario del ministerio en quien más confía Bullrich fue delegado para ir al sur por la desaparición de Santiago Maldonado, el militante desaparecido tras un operativo represivo de la gendarmería en Esquel contra la comunidad mapuche.

Arabia estuvo allí el 17 y 18 de septiembre, según confirmaron fuentes del ministerio a El Destape.

Embed
El enigmático mensaje de Arabia

El funcionario fue hacia esa zona luego de que el Gobierno corriera de la escena a Bullrich y delegara parte del caso en el Secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.

En su cuenta de Instagram, Arabia subió el 17 de septiembre una foto enigmática haciendo turismo con un paisaje del sur del país, a la que le puso el epígrafe: "Encontrar la paz en el medio del caos".

Asimismo, en su regreso del viaje exprés compartió una imagen el 18 de septiembre en las historias instantáneas de Instagram (duran sólo un día y luego se eliminan) donde dejó un mensaje polémico: "Feliz regreso". Acompañó esa frase con una foto arriba del avión y las montañas del sur.

Embed
Arabia,

Arabia ingresó al ministerio de Seguridad de la mano de Bullrich, ya que militaba en su partido Unión por la Libertad.

Hoy Arabia es el Presidente de Juventud de la agrupación de la ex ministra de Trabajo de la Alianza. A través de una resolución de julio del año pasado (274/2016) se armó la parte del ministerio que dirige. Un cargo por el cual gana como sueldo no menos de 90 mil pesos. Llamativamente, y pese a que en la web del ministerio ya figura en su cargo, su designación no fue publicada aún en el Boletín Oficial.

Embed
Arabia hace días en apoyo a Bullrich

Desde su redes sociales oficiales destaca día a día el trabajo de la Gendarmería en todo el país, incluso tras la desaparición de Maldonado y con esa fuerza de seguridad apuntada no sólo en la Justicia y los medios sino también, y finalmente, por el Gobierno.

Embed
Los cargos de Arabia
Embed
Embed