El periodista Pablo Navarro fue echado del Correo cuando intentaba averiguar en vivo qué ocurría con el conteo provisorio de votos. El cronista fue sacado por efectivos de Gendarmería, luego de contar que los directivos de la institución continuaban con el escrutinio y que le pidieron a los empleados que se retiren.

"No me dan información, no me responden y se dedican a decirme que me vaya", dijo el periodista, al tiempo que relataba que un oficial de Gendarmería se acercaba para expulsarlo. "Me echaron Luis", se escuchó decir a Navarro, quien contaba en vivo lo que ocurría en el programa de Luis Novaresio.

"Me están rodeando como si fuera un delincuente", describió Navarro al momento de ser expulsado.

Embed

Momentos antes de la expulsión, el periodista hizo preguntas al personal del lugar, donde se acercó un hombre que se identificó como director y dijo que "no iban a responder preguntas".

En ese momento, Pablo Navarro contó que los empleados se habían retirado, que las computadoras que debían hacer el conteo estaban en blanco y que si alguien seguía el escrutinio provisorio eran los directivos del Correo.