El periodista mexicano Cándido Ríos Vázquez, quien figuraba en un programa de protección gubernamental, fue asesinado esta semana junto a otras dos personas en el estado de Veracruz, con lo que se convirtió en el décimo comunicador víctima de la violencia en México en lo que va de 2017, y el vigésimo en esa región en los últimos 10 años.

El ataque ocurrió frente a un negocio en la comunidad de Juan Díaz Covarrubias, municipio de Hueyapan de Ocampo, al sur de Veracruz, cuando un grupo de hombres armados agredieron a balazos a Ríos, colaborador del Diario de Acayucan, que se encontraba acompañado con un ex inspector de la policía y otra persona, indicó el diario mexicano La Jornada.

En el lugar murió Víctor Antonio Alegría, ex inspector de la Policía Municipal de Acayucan, y un acompañante, mientras que el periodista falleció cuando era trasladado a un hospital.

La Fiscalía de Veracruz informó que ya están en marcha las investigaciones.

De acuerdo con fuentes federales citadas por la agencia de noticias DPA, no está claro si el ataque estuvo dirigido a Ríos o a alguna de las otras personas.

Hace sólo unos días, el periodista había denunciado amenazas del ex alcalde de la localidad de Hueyapan de Ocampo, Gaspar Gómez.

"Gaspar manda a matar, desaparece y nunca es investigado", afirmó Ríos en un video publicado en su cuenta de Facebook.

La Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) brindaba a Ríos asesoría legal desde 2012 en una denuncia ante la Fiscalía de Veracruz, que, según medios mexicanos, fue contra el alcalde por golpes y robo de equipo de trabajo.

"El periodista se encontraba incorporado a los esquemas de seguridad del Mecanismo para la Protección de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación" del Ejecutivo federal, señaló en un boletín la CEAPP, que condenó también los hechos, consignó EFE.

Con la muerte de Ríos Vázquez suman 20 los periodistas asesinados en Veracruz en los últimos 10 años, una región que es considerada una de las más peligrosas del mundo para ejercer el periodismo, de acuerdo con la organización Artículo 19.

En lo que va de 2017 fueron asesinados por lo menos otros nueve periodistas en México, la mayoría de ellos dedicados a la cobertura de temas de corrupción política y crimen organizado.

En esta nota