La polémica que se desató por el festejo de las madres del 4to grado de un colegio de San Antonio de Padua por la decisión de la dirección de separar a un chico con síndrome de Asperger provocó el rechazo en las redes sociales y ahora las madres salieron a justificar su postura y reiteraron el “alivio” que les provoca que el menor haya sido pasado a otro grado.

En diálogo con TN, Cristina Peduzzi, unas de las madres del curso, sostuvo que las imágenes que se filtraron de una grupo del Whatsapp es un "recorte de la realidad" y recriminó que “cuando se habla de discriminación no es tal porque si no, no se lo hubiera invitado a los cumpleaños”.

LEÉ MÁS: Eva de Dominici reveló que sufrió bullying en Patito Feo

Contó que “el niño está desde 1er grado y se integró al curso de nuestros hijos en 2do porque había presentado episodios agresivos en otro curso. Pasaron dos acompañantes terapéuticos y un tercero vino sobre finales de segundo grado y tercero. Con sus altibajos propios del síndrome estuvo bien pero inició el 4to grado sin acompañante que recién a mitad de junio incorporaron a uno pero que no puede contener al chico”.

Aseguró que el menor “era agresivo, arrojaba objetos punzantes y golpeaba a los chicos” y señaló que “los chicos en un momento se expresaron y comenzaron a escribir cartas pidiendo que se haga algo porque no querían ver más como se le pegaba a los docentes y a sus compañeros”.

sindrome de asperger.jpg

Es un alivio para nuestros hijos porque estaban pidiendo que se haga algo aunque no digo que sea una solución para el chico pero capaz que tengan que probar con una estrategia terapéutica disitntas”, recalcó la madre.

Cristina también se quejó por el tratamiento que tuvo en los medios el caso del "festejo" de las madres. "Es un recorte de la realidad", indicó y evitó hacerse cargo de las palabras de otras madres en el grupo de chat. "Me hago cargo de lo que dije: ´Es un alivio para nuestros hijos´", sentenció.

Y afirmó que los papás del nene con el síndrome de Asperger se enojaron porque decían que su hijo es agresivo y replicó que “el niño no puede tolerar la cantidad de estímulos que le llegan. Hubiese estado mejor en un ambiente con menor cantidad de chicos o con un horario reducido".