El presidente Mauricio Macri tiene una aceptación mucho menor en el conurbano bonaerense que en la Capital Federal. Así lo vuelve a mostrar un sondeo de la consultora Ibarómetro, que muestra que solo el 38% tiene buena imagen en ese sector del país.

El número puede ser preocupante para Cambiemos de cara a las elecciones en la provincia de Buenos Aires. El conurbano concentra la mayo parte de los votos en la PBA y sacar un buen resultado allí es importante para la Casa Rosada si quiere triunfar, a la espera de mejorar los guarismos en el interior bonaerense.

Embed

Esto contrasta con la imagen que mantiene en la Ciudad, donde el 55% expresó su apoyo al oficialismo.

Asimismo, el sondeo realizado por la consultora de Doris Capurro a 18 meses de iniciada la gestión de Macri muestra que el principal motivo por el que los que apoyan al Gobierno tienen esa postura no es un mérito propio: es por la "diferenciación con el kirchnerismo".

Embed

En relación a la situación económica, 7 de cada 10 en el AMBA (Capital Federal y conurbano) observan que el presente es negativo. Pero un dato que debería alarmar al gobierno es solo 4 de cada 10 mantienen expectativas económicas favorables.

Embed