Con la presencia de más de 70 mil personas que llegaron de todo el país, Rosario se convirtió en la sede del XXXI Encuentro Nacional de Mujeres. La manifestación fue recibida con críticas por parte de la Iglesia local y realizó fuertes críticas a la gestión de Macri.

En el inicio, se leyó un duro documento en el que denunciaron "esta sociedad injusta, que agrava día a día nuestras condiciones de vida por el sólo hecho de ser mujeres". "A la vez, con la narcopolicía y los negociados, se reproducen y aumentan las formas de violencia hacia nosotras: los secuestros de mujeres de diversas edades para trata con fines de explotación sexual crecieron en los últimos años en Santa Fe, tanto en Rosario y ciudad capital como en los departamentos del norte", afirmaron en el texto.

Embed

Críticas a la situación social

En el documento, las mujeres cuestionaron la realidad social y el impacto de las últimas medidas de Mauricio Macri. "Entre los despidos, que ya son más de 150 mil, se cuentan miles de mujeres que ya no tenemos un ingreso para poder alimentar a nuestras familias, a nuestras hijas e hijos. Como esto si fuera poco, se suman los tarifazos de luz, gas y agua, con aumentos altísimos, mientras nuestros salarios no aumentaron más de un 30% respecto del año pasado".

Embed

Agregaron que "todo este panorama, junto con el vaciamiento y achicamiento de los programas sociales, pone en peligro nuestros derechos básicos. ¿Y por qué la pobreza siempre nos afecta más a las mujeres? Porque somos las que nos encargamos de las tareas de cuidado de familiares, hijxs, ancianxs, enfermxs , y somos quienes sostenemos nuestros hogares cuando las transferencias de recursos a los ricos y poderosos atacan de lleno al pueblo trabajador. Nada de todo esto que Macri impone hubiera sido posible sin la complicidad de otros sectores políticos, y por eso necesitamos seguir organizadas y en la calle".

Embed

Los reclamos

El Encuentro impulsa la denuncia contra la precarización laboral que padecen las mujeres, el fin del acoso sexual en el trabajo y la paridad de género en los lugares de toma de decisiones. Además, denunciaron que "el machismo sigue matando, apuntalado y perpetuado por la cultura de la violación".

Embed

"Las denuncias aumentan y los casos más terribles no cesan de multiplicarse, mientras que el Estado, en sus diferentes niveles, no genera respuestas ni abordajes integrales que se propongan cambiar la vida de las mujeres en situación de violencia", afirman en el documento. Y por supuesto, un reclamo que sigue vigente: la despenalización del aborto.

Del encuentro participan Juntas a la Izquierda, Malas Juntas, Plenario de Trabajadoras, Movimiento Evita, Las Rojas, mujeres de ATE, Nuevo Encuentro y Pan y Rosas, entre otras.

Embed