El ministro de Justicia Germán Garavano aseguró que el Gobierno buscará bajar la edad de imputabilidad, que hoy en día son los 16, a los 14 años.

"Impulsamos la reforma del régimen penal juvenil porque la ley actual es de la época de la dictadura y debe ser modificada. En esa discusión se pondrá sobre la mesa el tema de la edad de imputabilidad pero, principalmente, el tratamiento de los jóvenes en conflicto con la ley penal", aseguró el ministro.

Según aseguraron a Clarín, cuando Macri vuelva de sus vacaciones firmará un decreto en el que convocará a especialistas para armar una comisión encargada de redactar un anteproyecto que el Ejecutivo planea enviar al Congreso para modificar el régimen penal juvenil.

Embed

Lo trascendido es que Casa Rosada quiere aplicar distintas escalas según el delito cometido: la pena de prisión sería sólo para los casos más graves, como homicidio, violación y delitos con armas.