El diputado radical Mario Negri fue el último en tomar la palabra para terminar con el extenso debate de 17 horas sobre la reforma previsionalpero en vez de hablar sobre la Ley que recortará las jubilaciones, solo envió una fuerte advertencia a la oposición.

“Señor presidente, a diferencia de lo que normalmente hago en esta oportunidad, la responsabilidad me indica otra decisión, primero la oposición responsable no reparte fósforos donde se anda con nafta, señor presidente mande a votar”, manifestó el legislador y pidió un cuarto intermedio hasta las 17 de este martes.

Embed

Negri no habló de los cientos de cacerolazos que hubo en los distintos barrios porteños y del Gran Buenos Aires como así tampoco pudo defender la Ley que aprobó.