Tras 16 años como legisladora nacional, la dirigente kirchnerista Diana Conti seguirá vinculada a la vida política con su designación como integrante del Comité Nacional de Prevención de la Tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes.

"Es una tarea diferente, pero tuve el honor de que mi bloque político en Diputados, el Frente para la Victoria, me haya propuesto para el cargo junto con otros representantes del Congreso. Ya fuimos votados para formar parte del Comité Nacional de Prevención de la tortura y otros tratos o penas crueles e inhumanos que se dan habitualmente en toda situación de encierro pública o privada así que no solo abarca lo que ocurre en comisarías o cárceles sino también institutos de salud mental y geriátricos", sostuvo la exdiputada nacional.

En diálogo con LaNación+, Conti explicó que se trata de "un organismo federal con seis representantes del Congreso Nacional, es un organismo autónomo, autárquico y con presupuesto propio, no puede recibir directivas de ningún poder del Estado".

De esta manera, la referente del Frente para la Victoria seguirá en la arena política con un cargo público luego de 16 años en los que ocupó bancas en el Senado y en la Cámara de Diputados.

El Comité que integrará Conti forma parte del Sistema Nacional de Prevención de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes y tiene la potestad de "realizar visitas de inspección a cualquier lugar de detención", "sin previo aviso" a las autoridades del lugar y con cámaras para poder registrar las condiciones de los establecimientos.

En esta nota