El dueño de La Anónima, Federico Braun, rompió el silencio en medio de la polémica por la venta en sus supermercados de "huesos de pollo".

Embed

La foto fue tomada por un usuario de Santa Cruz, se viralizó y hasta Cristina Kirchner se refirió al tema. Braun habló tras el comunicado oficial de su empresa donde reconoce que vendió ese producto.

Hoy, en diálogo con Radio Con Vos afirmó: "No es mi función explicar lo que sucede con los huesos de pollo", dijo sobre el tema.

Embed

Además, Braun, tío de Miguel Braun (Secretario de Comercio) y de Marcos Peña, criticó duramente al rumbo económico del Gobierno de Cambiemos: "Estoy sorprendido por la baja en las ventas, hace meses que no repunta".

Ayer, La Anónima comunicó que "los huesos de pollo y carne vacuna son un producto de venta habitual para los supermercados y muy demandados por los consumidores. Se utilizan para saborizar salsas y caldos o como alimento para mascotas".