La justicia puso en la mira a todas las fundaciones que manejas dirigentes del PRO tras el escándalo con SUMA, que dirige Gabriela Michetti.

El juez federal Ariel Lijo levantó el secreto bancario a tres fundaciones vinculadas al PRO, el partido que conduce el país.

Lijo hizo un pedido al Banco Central para que las entidades bancarias informen la cuentas que poseen las fundaciones Formar y Fundar-Justicia y Seguridad, todas lideradas por personas del PRO, según revela el portal Infobae.

Embed

La Fundación Formar está encabezada por el ministro de Transporte de la Nación Guillermo Dietrich. Y la Fundación Fundar-Justicia y Seguridad está en manos de Eugenio Burzaco, secretario de Seguridad de la Nación.

Este pedido se da en el marco de la causa que intenta determinar si la vicepresidenta puede justificar el dinero que fue robado de su casa en noviembre de 2015, que según Michetti eran 200 mil pesos que pertenecían a donaciones que se realizaron a la Fundación SUMA.

Sin embargo, el fiscal Guillermo Marijuán imputó a Michetti y se investiga si hay forma de justificar ese dinero y quedó en la mira por una denuncia la Fundación SUMA, ya que sería usada por dirigentes del PRO para el financiamiento ilegal de la política.