En medio de la conmoción que genera en el Gobierno el caso de Santiago Maldonado, el Presidente fue a ver en helicóptero a visitar Ángeles Ezcurra, la “bruja” a la que acude Mauricio Macri históricamente y de forma habitual.

El jefe de Estado arribó por la mañana en helicóptero al barrio cerrado de Valle Claro, en Benavídez, provincia de Buenos Aires, le confirmaron fuentes a El Destape. El country estaba colapsado y “los nenes no podían salir de sus casas a jugar porque estaba Macri con la ‘bruja’”, contaron testigos presenciales.

El Gobierno necesita revertir el resultado de las PASO, cuando el candidato a senador de Cambiemos Esteban Bullrich perdiera contra Cristina Kirchner. La consulta a la sanadora la realizó antes de acercarse a votar en una escuela de Palermo, ante el encubrimiento del Gobierno de la desaparición de la Gendarmería de Maldonado y los bochornos que pasaron los funcionarios luego de que aparezca su cuerpo sin vida.

El viernes, el ministro de Justicia, Germán Garavano, había dicho por TN que habló con Sergio Maldonado. Sin embargo, el hermano de Santiago lo desmintió por el mismo canal sólo unos minutos después. “(Mauricio) Macri nunca se preocupó y nos llama dos días antes de las elecciones. Me parece muy bajo que haga política con la muerte de mi hermano”, alertó.

LEER MÁS: Maldonado desmintió a Garavano: "Nos llaman dos días antes de las elecciones"

Macri acudió a Ezcurra por primera vez en 1997, cuando era presidente de Boca Juniors y hacía cinco años que el club no obtenía un título. Según la “bruja”, había “malas energías” en un arco de la cancha y le propuso “hacerle una limpieza” que para revertir los resultados. Desde ese momento que Macri acude a la curandera.

En esta nota