El presidente, Mauricio Macri, recibió en la Casa Rosada a los dueños de Techint, Paolo Rocca, y de Tecpetrol, Carlos Ormaechea. Los empresarios le dijeron que invertirán U$S 2.300 millones en Vaca Muerta, pero no aclararon plazos.

Durante un encuentro en el despacho presidencial, los empresarios explicaron al mandatario el plan de negocios, semanas después de que Macri anunciara el acuerdo que se dio entre sectores empresariales y sindicales para fomentar la explotación del megayacimiento no convencional.

LEER MÁS: El "índice de miseria" subió 7,9 durante el primer año de Macri

Junto al presidente estuvieron el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez; el ministro de Energía, Juan José Aranguren; el secretario de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui; y los dirigentes sindicales Guillermo Pereyra y Manuel Arévalo.

El Gobierno anunció cambios a la baja en las condiciones laborales de los trabajadores hidrocarburíferos en Vaca Muerta como punto de partida para un supuesto despegue de la inversión privada en ese yacimiento no convencional.

En esta nota