El acto oficial de Cambiemos por el Día de la Memoria en Esquel terminó en escándalo cuando el intendente Sergio Onganato convalido la teoría de los dos demonios.

Cuando estaba cerrando el mensaje, el concejal Jorge Junyentre calcó que “la madurez debería permitirnos rendir homenaje también a las víctimas del proceder de las organizaciones subversivas, que asolaron el país por aquellos años".

Por su parte el que “hace falta una reconciliación de los argentinos, para que la memoria, la verdad y la justicia, estén al alcance de todos”. Este tramo del discurso, enardeció a los distintos sectores que estaban presentes, y comenzaron los abucheos.

Embed

La discusión siguió por varios minutos después del acto. Ongarato se quedó y cruzó duras palabras con los presentes. Ante la crítica por los dichos del concejal, el jefe comunal les replicó que “a mi me dolió más que hayan puesto a Milani al frente del Ejército”. Se tiraron con tantas acusaciones, que al final el concejal de Cambiemos Sergio Sepiurka afirmó: “Pusieron a Milani y mandaron a matar a Alberto Nisman”.